Al momento

MINI Cooper D, la firma británica confía en la eficiencia del diésel.

El lúdico automóvil británico agrega variantes equipadas con motorización turbodiésel, en un acto que derechamente contradice la tendencia internacional que “demoniza” la utilización de este combustible. El diésel no es tan nocivo como lo pintan, porque al contrario de la gasolina ofrece una mayor eficiencia térmica, lo que redunda en un prolongado rendimiento kilómetro; esto permite sacarle el máximo partido a cada litro de petróleo.

También es importante decir que, según la opinión de los expertos, el combustible diésel emite una menor cantidad de CO2 (dióxido de carbono), comparándolo con un bloque gasolinero, lo que por supuesto contribuye con el desafío medioambiental que tanto preocupa a los fabricantes de automóviles.

mini-2

La mentada motorización se agrega a los modelos Cooper, en sus siluetas de tres y cinco puertas, además del SUV Countryman. Se trata de dos bloques, el primero de ellos, presente en los ejemplares Cooper, posee un desplazamiento de 1.5 litro con erogues de potencia y torque de 116 CV y 270 Nm, respectivamente. En este caso la transmisión es mecánica de seis velocidades.

Para el Countryman se optó por una planta motriz de 2.0 litros, que es capaz de producir 150 CV y 330 Nm de torque, desde las 1.750 rpm. Coligado a él está una transmisión automática Steptronic de ocho velocidades, grupo propulsor que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 8,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 208 km/h.

mini-3

Pero no sólo hay aportes en materia de motorización. La gama MINI considera un nuevo look exterior, que le otorga una apariencia más audaz y expresiva, con faros y llantas de aleación rediseñadas y remozados logos. Además se agrega una pantalla táctil de 6” que permite acceso al sistema MINI Connected, entre otras novedades tecnológicas.

mini-4

La nueva gama ya está disponible en nuestro país, con una lista de precios que parte en $15.290.000 (Cooper D 5p), sigue en $15.690.000 (Cooper D 3p) y cierra en $22.490.000 (Countryman D). Las expectativas de ventas, totales de la marca, apuntan a las 490 unidades al cierre del presente año; de este guarismo se desprende un 7% de participación de la gama equipada con motorización turbodiésel.