Al momento

Mercedes-Benz Clase X, su primera camioneta ya está oficialmente en Chile.

Fue en noviembre de 2016 cuando la firma alemana Mercedes-Benz presentó el conceptual X Class, una propuesta innovadora que más tarde se transformaría en la primera camioneta de la marca. Para llevar a cabo este proyecto, la casa de la estrella de tres puntas estableció una alianza con el grupo Nissan-Renault, y recurrió a su moderna fábrica ubicada en Barcelona (España).

Fue así como la Clase X vio la luz, señalando un punto de inflexión al interior de la compañía, atrevimiento que no dejó indiferentes a sus rivales directos; se especuló que tanto BMW como Audi se lanzarían al ataque del mismo segmento, lo que sólo quedó en rumores.

Mercedes-Benz X-Klasse Chile 2017 // Mercedes-Benz X-Class Chile 2017

Tras el lanzamiento mundial, realizado en nuestro país hace un año, esta nueva pickup ya forma parte del abanico de productos ofrecidos por Mercedes-Benz en Chile, siempre bajo la gestión de su representante oficial Kaufmann. La Clase X llega en una solitaria versión, que cuesta $26.370.000 (+IVA).

No ahondaremos en el asunto de la plataforma, porque es bien sabido que es la misma base de los ejemplares NP300 de Nissan y Alaskan de Renault, pero sí comentaremos esos detalles que la hacen diferente. El chasis es más robusto, la suspensión posee un calibrado más acorde con el linaje de su fabricante, y una enorme batería de ayudas electrónicas hacen de la conducción una experiencia muy gratificante y segura.

Mercedes-Benz X-Klasse, Chile 2017 // Mercedes-Benz X-Class, Chile 2017

Es capaz de remolcar 3.500 kilos (con freno), en tanto que dentro de la caja puede soportar 1.067 kilos. Gracias a su elevación se anuncia un vadeo máximo de 600 mm, mientras que los ángulos de ataque y salida son de 29 y 24 grados, respectivamente. Una cámara con visión en 360°, en alta definición, brinda una valiosa ayuda al momento de enfrentar senderos off road, sin olvidar la presencia de los siempre útiles asistente de partida en pendiente y control de descenso.

En el vano frontal descansa un poderoso motor biturbo diésel de 2.3 litros, unidad motriz que eroga una potencia máxima de 190 CV y un torque de 450 Nm desde las 1.500 rpm. Unido a él está una transmisión automática de siete velocidades, que es la única opción disponible, y se incluye además un avanzado sistema de tracción a las cuatro ruedas (4Matic), que se opera mediante un mando giratorio, y en el que se consideran los modos 2H, 4H y 4L.

Mercedes-Benz X 350 d 4MATIC, 2018

El habitáculo es lujoso, pero dentro de un rango acotado. Esto quiere decir que los materiales son de alta calidad, al igual que las terminaciones, pero sin perder de vista que se trata de una camioneta. El equipamiento es uno de sus puntos fuertes, no podía ser de otro modo considerando el precio, no obstante es importante señalar que la ausencia de las plataformas Android Auto y Apple CarPlay, además del sistema detección de punto ciego en los espejos, nos hacen pensar que más adelante podrían sumarse otras versiones; no estaría mal una “Black Edition”.