Al momento

Mitsubishi Eclipse Cross, los tres diamantes vuelven a brillar.

No hay que ser un experto para darse cuenta que la firma japonesa Mitsubishi hace rato que dejó de ser una marca influyente en nuestro mercado. Es verdad, la camioneta L200 es por lejos la más vendida, pero también es un hecho irrefutable que la era dorada de los Lancer, Montero y Galant duerme en el recuerdo.

Pero llegó el momento de agitar la aguas, de volver a ser el centro de atención, y nada mejor para hacerlo que presentando un producto rupturista. Y es así como llega a Chile el Eclipse Cross, un ejemplar que además de tener un buen nombre exhibe un diseño exterior absolutamente moderno; luce como un prototipo, lo que establece un punto de inflexión dentro de su categoría.

eclipse-1

Podemos considerarlo como el primer modelo surgido tras la adquisición de Mitsubishi por parte del Grupo Nissan Renault, transacción que ha permitido utilizar una nueva plataforma. Las cotas exteriores son: 4.405 mm de largo, 1.805 mm de ancho, 1.685 mm de alto y 2.670 mm de distancia entre ejes. Posee un habitáculo bastante espacioso, capaz de recibir holgadamente a cinco viajeros, tres adultos en la banca trasera, al tiempo que admite una carga mínima de 341 litros.

eclipse-4

La carrocería es osada desde todo punto de vista, con una proa aerodinámica y una zaga que muestra algunas soluciones poco convencionales, lo que por supuesto no ha dejado indiferentes a los más críticos; se le compara con la vista trasera del desaparecido Pontiac Aztek, opinión que no compartimos. La cola del Eclipse Cross es mucho más armoniosa.

El habitáculo combina la elegancia con la deportividad, ostentando esa clásica armonía propia de la cultura japonesa. Los dos niveles de equipamiento se diferencian con las siglas RX y RS, estando presente en ambas unidades un sistema de conectividad con pantalla táctil, siete airbags, asientos calefactados, cámara de retroceso, además de los siempre útiles controles de estabilidad y tracción.

eclipse-3

En el apartado técnico se anuncia la presencia de un motor turbo gasolinero de 1.5 litro, bloque capacitado para erogar una potencia máxima de 147 CV a 5.500 rpm y un torque de 250 Nm desde las 2.000 revoluciones. En cuanto a transmisiones se puede optar por una caja mecánica de seis velocidades o por un sistema CVT, con programa Sport Mode en el nivel más alto; la tracción puede ser delantera o 4WD. Se anuncian precios oscilantes entre $12.990.000 y $18.490.000.