Al momento

Skoda Vision RS, un conceptual “Radicalmente Deportivo”.

Aún faltan algunas semanas para que abra sus puertas una nueva edición del Salón del Automóvil de París, y los fabricantes se esmeran al máximo para captar la atención de la prensa especializada. Lo hacen mediante anuncios y teaser, todo con tal de asestar un buen golpe noticioso; está claro que a Skoda la estrategia le resultó.

Mediante varios bocetos la firma de Mladá Boleslav anticipó algo de sus futuros ejemplares pertenecientes a la familia RS, sigla que quieren decir “Radikálně Sportovní” (radicalmente deportivo en español). Este noble apellido se utilizó por primera vez en el ejemplar 130 RS, de mediados de los setenta, un ágil coupé que durante diez años dominó en los autódromos y en los rallyes.

skoda-3

El éxito de la actual estirpe RS, con sus ejemplares Fabia y Octavia, estableció las bases para que dicha saga continúe evolucionando. Es por esto que en la cita parisina se estrenará el Skoda Vision RS, que como su nombre lo indica es una visión del futuro, un anticipo de la vestimenta que portará el aún no concebido SUV de la firma checa.

A pesar de su estado en bruto, los bocetos revelan una de las claves de este modelo conceptual: la aerodinámica. Su frontal muestra líneas definidas, con focos delgados, y una apuesta dinámica. Su parte trasera está dominada por un difusor y un spoiler que se desprende del techo. El Vision RS tiene 4.356 mm de largo y 1.810 mm de ancho, con un alto de sólo 1.431 mm y una distancia entre ejes de 2.650 mm.

skoda-2

En su interior destaca un diseño deportivo y amplio, con una fuerte presencia de materiales nobles como el carbono y cristal, que generan un moderno juego de luces y muestran cómo la marca cimenta su futuro sobre un diseño con materiales sustentables y limpios.