Al momento

BMW M3, fue bautizado en las llamas del “infierno verde”.

Todo está listo para recibir al poderoso M3, el hijo pródigo del fabricante bávaro BMW. Hace un tiempo se dijo que sacrificaría su vida para darle espacio al M4, pero al final de cuentas pudo más el tesón de sus creadores porque la séptima generación del M3 ya aseguró su permanencia al superar una de las pruebas más exigentes, ese trance al que deben someterse los ejemplares que se precian de ser auténticos deportivos: saborear el asfalto de Nürburgring.

Los testeos dejaron valiosa información, la que por supuesto será muy bien aprovechada por los ingenieros a cargo del desarrollo del citado producto. Ciertos detalles técnicos ya se han revelado, como que el peso estará perfectamente repartido en raciones de 50% sobre cada eje, que el centro de gravedad es 10 mm más bajo con respecto al M3 de sexta hornada, que se han descontado 55 kilos de peso, y que el motor, de cuatro cilindros, será la planta más potente que haya equipado a un BMW homologado para ser usado en la vía pública; se anuncia un erogue de 258 caballos.

m3-3

Importantes novedades técnicas se anuncian en el nuevo M3, avances que por supuesto ya demostraron su eficacia en el circuito de Nürburgring, también conocido como el “infierno verde”. El paquete de suspensión M Sport ofrecerá un 20% más de rigidez, en tanto que dicho sistema estará directamente asociado a un debutante sistema de dirección variable.

m3-4

La silueta del nuevo M3 es tipo sedán, una vestimenta con cuatro puertas que responde a las actuales exigencias del mercado, pese a no satisfacer el gusto de los puristas; lamentablemente las unidades coupé están descartadas, por lo que para acceder a una se debe optar por ejemplares de segunda mano; esos cada día más costosos youngtimers de colección.