Al momento

Mazda CX-3, el crossover japonés recibe una “manito de gato”.

Los retoques estéticos y la suma de ítems a la lista de equipamiento persiguen un objetivo sumamente claro: hacer del CX-3 un pequeño CX-5, para que ya no se vea como la variante crossover del Mazda2. En efecto, para el fabricante nipón el CX-3 es uno de sus productos más exitosos, y sólo basta decir que en nuestro mercado se vende a razón de 211 unidades por mes.

Siguiendo con las cifras, más de 1.250 ejemplares del citado producto se han comercializado en los primeros sietes meses del presente año, y el debut oficial del CX-3 en territorio nacional se produjo en 2016. Con respecto a este facelift es importante señalar que fue develado en el Salón de Nueva York, en marzo pasado, y ahora llega a Chile para contribuir al objetivo anunciado por Derco, representante de la marca, que señala un cierre de lustro 2018 con más de 19 mil unidades puestas en las calles.

mazda-cx-3-3

La plataforma no fue tocada, por lo que las cotas exteriores siguen siendo 4.275 mm de largo, 1.765 mm de ancho. 1.535 mm de alto y 2.570 mm de distancia entre ejes; como ya lo mencionamos es la misma base que sostiene al Mazda2, claro que debidamente ajustada para calzar en un producto del segmento C.

En el exterior destacan las aplicaciones cromadas en el zócalo frontal y en el borde inferior de los flancos, mientras que en la proa el toque de elegancia lo pone una mascarilla con cuatro listones dobles en lugar de siete barras individuales; con un cambio así de sencillo el frontis ganó mucha presencia. Otro punto que vale la pena mencionar es que se agregaron llantas deportivas de 18”, un equipamiento poco común en esta categoría.

mazda-cx-3-4

En el habitáculo se agregó un apoyabrazos entre los asientos delanteros, el freno de mano activado mecánicamente se reemplazó por un mando eléctrico, que incluye AutoHold, unos grandes posavasos se incorporaron en el sector de las plazas traseras, y una aplicación de cuero tipo Alcántara le otorga ese tan necesario toque de deportividad al tablero.

No hay cambios en el apartado técnico, por lo que en este remozado CX-3 hallaremos el eficiente motor SkyActiv-G de 2.0 litros, bloque del que emana una potencia máxima de 148 CV y un torque de 192 Nm; coligado a él puede estar una transmisión mecánica o automática, ambas de seis velocidades. También se ofrece una variante equipada con tracción integral permanente.

mazda-cx-3-1

Se anuncian dos niveles de equipamiento, identificados con las siglas R y GT, comenzando los precios en $12.740.000 en el primer caso, y en $15.890.000 en el segundo. En el grado GT está disponible el premiado paquete de ayudas electrónicas iActivSense.