Al momento

Mercedes-Benz Clase A, el compacto alemán llega en su cuarta generación.

El Clase A fue creado para asumir el rol del ejemplar que abre la oferta de modelos al interior de la firma alemana, ese primer escalón que permite acceder al fascinante mundo de las marcas premium. Pero ya estamos frente a la cuarta generación, codificada como W177, en cuya plataforma también se fundó una novedosa variante de tres volúmenes.

Mide 4.419 mm de largo, 1.796 mm de ancho, 1.440 mm de alto y cuenta con una entrevía de 2.729 mm; está claro que la plataforma MFA2 es más grande con respecto a la generación saliente. Sólo la distancia entre ejes creció 30 mm, algo que reporta enormes beneficios a la habitabilidad.

Mercedes-Benz A-Klasse, W177, 2018

Exteriormente exhibe esa clásica belleza de Mercedes-Benz, belleza que por supuesto está endulzada con algunas gotas de elegancia. Algo que no se nota a simple vista es que el coeficiente aerodinámico quedó en un Cx de 0,25, guarismo que convierte al Clase A en el más esbelto de su categoría.

En el frontal se lucen unos faros de ledes, rebajados y con expresión severa, al tiempo que una hermosa mascarilla brinda el remate a una proa digna de un ejemplar deportivo. La zaga no se queda atrás, ofreciendo un estilo único y personalizado, sector ornamentado con unas gráciles luces de posición y con una doble salida de escape asomando desde las profundidades del zócalo; otro detalle interesante es que los arcos de ruedas son muy amplios, ideales para dar cabida a unas llantas entre 17 y 19 pulgadas.

Mercedes-Benz A-Klasse, W177, 2018

En el interior la calidad está presente en todos los rincones. Los materiales nobles se combinan con terminaciones de excelencia y con un nivel de equipamiento superlativo, propuestas que no podían ser menos al interior de esta centenaria marca; incluso se anuncia la presencia de dos visualizadores, uno de siete y otro de 10,25 pulgadas.

Entre las innovaciones más significativas está la presencia del sistema Linguatronic, un control de voz capaz de reconocer órdenes simples y directas, como la activación mediante los vocablos “Hey Mercedes”. Lo nuevo de este comando vocal es que acepta una entonación natural, sin necesidad de hablar de un modo tan perfecto como sí lo exige el sistema Siri.

Mercedes-Benz A-Klasse, W177, 2018

Por supuesto que dispone de una enorme gama de sistemas de ayuda a la conducción, la mayoría de ellos contenidos en el paquete Intelligent Drive. También se dispone del Pre-Safe Plus, un dispositivo capaz de anticipar la posibilidad de sufrir un accidente y realizar las acciones necesarias para que eso no ocurra.

Mercedes-Benz A-Klasse, W177, 2018

Cuatro versiones fueron confirmadas para atender las necesidades y exigencias de los compradores en nuestro país. Tres opciones cuentan con un motor turbo gasolinero de 1.4 litro (163 CV), unido a una transmisión mecánica de seis velocidades o a un conjunto 7G-DCT con doble embrague y siete marchas. En el nivel más alto se encuentra un bloque, también turbo gasolinero, pero de 2.0 litros (224 CV), coligado a una caja 7G-DCT. Los precios van desde $18.990.000 hasta $24.990.000.