Al momento

Engine of the Year, son elegidas las mejores plantas motrices de 2018.

Tal como se hace anualmente con los automóviles, las plantas motrices también participan en la elección de los mejores, como una forma de premiar sus avances técnicos, sus aportes en materia medioambiental y, por supuesto, para ensalzar su performance. Y este año tres impulsores han sido elevados al máximo sitial, puntualmente el motor 2.5 TFSI de Audi, el 3.9 V8 Turbo de Ferrari y el eficiente PureTech de tres cilindros del grupo francés PSA.

Ninth victory in a row: Audi 2.5 TFSI engine named “Engine of th

El motor de la firma alemana Audi por noveno año consecutivo encabeza su categoría, algo que no es de extrañar considerando que se trata del bloque pentacilíndrico, producido en serie, más potente del mundo; es capaz de erogar 400 caballos con 2.5 litros de desplazamiento.

En las categorías “sobre 4.0 litros”, “motor nuevo” y “mejor de los mejores”, las potentes unidades de la casa italiana Ferrari se llevaron todos los reconocimientos. Pero el premio “Best of the Best” fue para el impulsor Turbo V8 de 3.9 litros, galardón que se entrega por primer vez con motivo del festejo de los 20 años de estas premiaciones.

motores-3

Por su parte el grupo francés PSA, que reúne a las marcas Citroën, DS, Opel y Peugeot, está trabajando a tal ritmo que hasta la fecha ha presentado 210 patentes tecnológicas para mejorar sus motores PureTech. Este esfuerzo le ha valido adjudicarse el premio “Motor Internacional del Año”, que resalta la baja generaciones de emisiones contaminantes, al tiempo que ofrece un performance muy respetable; se trata de una planta motriz global, que se fabrica en las instalaciones de Douvrin, Pas-de-Calais y Trémery, y Moselle (Francia), además de Xiang Yang (China).