Al momento

Opel Chile, la fuerte arremetida de la firma alemana.

Es incorrecto decir que Opel está de regreso. Sucede que en realidad nunca abandonó el mercado chileno, pese a ese largo periodo de tiempo en el que prácticamente desapareció de los registros; precios elevados y una gama poco variada le jugó en contra.

Y cuando en agosto del año pasado se anunció que formaría parte del grupo francés PSA, abandonando el alero de General Motors, de inmediato comenzaron a correr rumores que anticipaban el cierre de la casa del “Blitz”. Resultaba difícil creer que un conglomerado tan poderoso como es PSA, donde habitan las marcas Citroën, DS y Peugeot, le inyectaría recursos a uno de sus rivales.

Opel Corsa

Lo bueno es que lejos de debilitarla, a Opel se le otorgaron las herramientas para seguir en el mercado, y además de eso se le permitió utilizar las plataformas y motorizaciones desarrolladas por el grupo galo. Una excelente noticia sin lugar a dudas, más aún considerando que nuestro país juega un rol de suma importancia en este proceso.

En el mercado nacional la marca espera vender 1.000 unidades por año, cinco veces más de las que comercializa actualmente, y para ello ha diseñado un line up claro y preciso, con el número de versiones justas y precios que a nadie dejarán indiferente; los ejecutivos de PSA hablan de un “Posicionamiento Claro”, es decir, de un mensaje de marca entendible y coherente con las actuales exigencias de los compradores.

Opel Astra

El modelo que rompe la inercia es el Corsa, un viejo conocido que llega en cuatro versiones cuyos precios van desde los $9.290.000 hasta los $11.690.000. La oferta de motores se reduce a dos bloques gasolineros, ambos de 1.400 cc pero con potencias de 90 y 150 CV, este último tuboalimentado y presente en la versión OPC Line; se dispone además de transmisiones mecánica de cinco y seis velocidades.

El Astra es el siguiente producto, un hatchback perteneciente al segmento C que se presenta con un rango de precios que varía entre los $12.990.000 y $14.790.000; sólo se ofrecen dos versiones (Enjoy MT6 y AT6). En ambos casos está disponible una planta turbo gasolinera de 1.4 litro, de la que emana una potencia máxima de 150 CV.

opel-2

El Insignia GS (Grand Sport) está en el tercer puesto, una berlina lujosa cuyo precio de lista es de $17.990.000 para la opción equipada con el bloque turbo de 1.5 litro (165 CV) unido a una caja automática de seis marchas. El nivel tope de gama cuesta $23.990.000 y lo mueve una planta turbo de 2.0 litros de la que brota una potencia máxima de 260 CV; en este caso la transmisión es automática de ocho velocidades.

El Mokka X es el cuarto integrante de esta renovada familia, un crossover que está fundado sobre la plataforma del Chevrolet Tracker. Lo anima un bloque turbo gasolinero de 1.4 litro (140 CV), motor que puede estar coligado a una caja mecánica de seis marchas o a un conjunto automático con el mismo escalonado; los precios parten en $13.290.000.

Opel Mokka X

El modelo debutante se denomina Crossland X, un audaz crossover equipado con un motor turbo gasolinero de 1.2 litro (110 CV), con caja mecánica de cinco marchas o automática de seis y que sólo se ofrece con tracción delantera; la marca lo define como un crossover de tipo urbano. La escala de precios de las diferentes versiones, que en total son tres, parte en $11.990.000 y termina en $14.690.000.

opel-6

Del Grandland X, el modelo cúspide de la marca y que es el mayor beneficiado con el traspaso de manos ya que lo sostiene la plataforma del Peugeot 3008, llegará a nuestro país en julio del presente año. Por el momento no se ha confirmado el precio de las versiones ni se han revelado detalles acerca de su contenido técnico; habrá que esperar para saber algo más de él.