Al momento

Prueba: Renault Oroch (2.0L / 143 CV)

Si bien esta camioneta compacta se aleja de los lineamientos conocidos de este segmento, igual resulta válido compararla con la Volkswagen Saveiro y Fiat Strada…esta última desde hace poco rebautizada como RAM 700. Sucede que esta tipología nació en Brasil, hace casi cuatro décadas, tomando como base la plataforma de un hatchback, por lo que tanto su tamaño como su capacidad de carga son más bien acotados; por lo general ofrecen entre 650 y 700 kilos.

Pero en el caso puntual de Oroch la historia tiene ciertos matices, porque en estricto rigor no es la misma base del Duster, sino que una versión más larga (+360 mm), proceso de ajuste que se materializó en Argentina; en las instalaciones que Renault posee en la ciudad de Córdoba.

oroch-4

Es por esto que la camioneta Oroch está por encima de sus rivales, al menos en lo que respecta a tamaño, siendo uno de sus más sólidos argumentos que en el habitáculo caben cinco ocupantes adultos, tal y como si se tratara de la variante crossover.

DISEÑO EXTERIOR

Lógicamente que el frontal es el mismo del Duster, sector que dispone de unos ópticos de gran tamaño y de un parachoques que parece diseñado para resistir un ataque directo; a diferencia de Koleos, Captur o Alaskan, la proa de Oroch no se ha sumado a la nueva corriente estética de la marca. No obstante, podemos decir que luce un estilo muy particular, en el que se mezcla el aspecto recio de una camioneta, con la deportiva silueta de un crossover.

oroch-4

En esta versión, denominada Intens y que es la tope de gama, destaca la presencia de unas elegantes barras de aluminio que recorren el techo y que se extienden hasta la zona de carga, para formar una jaula antivuelco. El compartimiento de carga dispone de cobertor de resina, material lavable y resistente al embate de objetos filosos; el portalón abre hacia abajo, mientras que ocho ganchos permiten fijar cuerdas para estibar el lastre.

Mide 4.700 mm de largo, 1.821 mm de ancho, 1.694 mm de alto y la distancia entre ejes se extiende hasta los 2.829 mm. La silueta cuatro puertas no deja mucho espacio libre para el pickup, pero aún así es capaz de recibir 650 kilos.

DISEÑO INTERIOR

La cabina no tiene diferencias con respecto al Duster, exhibiendo detalles juveniles, como el pespunte blanco de los asientos o esa aplicación black piano con la que fue ornamentada la consola central; los pasamanos de las puertas frontales lucen el mismo acabado.

oroch-5

El volante es grande, por lo que resulta fácil de operar, y con respecto a la palanca selectora de velocidades podemos decir que el pomo es anatómico pero el cuello es demasiado largo; eso le resta precisión. Los pedales no fueron alineados con prolijidad, con respecto a la postura del piloto claro está, traspié que obliga a adquirir cierta costumbre para poder presionarlos con soltura; el pedal del embrague es el que presenta la mayor desalineación.

Los asientos delanteros cuentan con unos apoyos laterales no muy prominentes, aunque igual cumplen su objetivo. La banca trasera es absolutamente lisa, lo que por un lado permite aprovechar bien la plaza central, y por el otro no la hace muy confortable al rodar sobre caminos revirados; inevitablemente el cuerpo tiende a deslizarse.

oroch-3

Es un habitáculo amplio, que está al debe en cuanto a insonorización, y pese a la discreta calidad de los polímeros la tasación final no es baja. Claro que algunas terminaciones requieren mayor preocupación, punto en el que Oroch no difiere mucho de sus competidores regionales.

COMPORTAMIENTO

Esta variante cuenta con los servicios de un motor gasolinero de 2.0 litros, bloque que posee una larga trayectoria dentro de la marca; es una máquina confiable y capaz, por lo que no hay motivos para cuestionar su presencia. Eroga una potencia máxima de 143 CV a 5.750 rpm y 198 Nm de torque desde las 4.000 vueltas por minuto, despliegue que es administrado por una transmisión mecánica de seis velocidades; se anuncia un rendimiento promedio de 11,8 km/l.

El motor acelera bien, aunque nos hará sentir su descontento cuando no somos ágiles al momento de operar la caja de cambios; la primera es corta, breve incluso, por lo que en un parpadeo deberemos pasar a segunda marcha. Y dentro de lo mismo, notamos que el tacto de sus canales es bastante gomoso, punto en el que también influye el exagerado largo de la palanca.

oroch-2

La suspensión es independiente en ambos ejes, Multilink atrás, una buena noticia para quienes gustan de los viajes por carretera. La ausencia de carga no la afecta de un modo especial, por lo que no sufriremos de rebotes o movimientos parásitos en el tren trasero. La Oroch heredó la misma frenada del Duster, es decir con una marcada tendencia a comprimir la proa al momento de frenar a fondo; un fenómeno que no afecta su capacidad de mordiente, pero que resultará incómodo para los acompañantes…no así para el piloto.

La Oroch es una camioneta funcional y muy fácil de conducir, pese a sus peculiaridades. El motor es más reactivo que torqueador, conducta que nos beneficia en las aceleraciones pero que nos hace lentos en las recuperaciones; nada que el buen uso de la caja de cambios no logre resolver.

FICHA TÉCNICA

Precio: $10.579.100 (+IVA)

Motor: 2.0L 143 CV / 198 Nm

Transmisión: Mecánica / 6 marchas

Tracción: Delantera

0-100 km/h: 10,3 segundos

Vel. Máxima: 178 km/h

Rend. Mixto: 11,8 km/l

Largo: 4.700 mm

Ancho: 1.821 mm

Alto: 1.694 mm

Entre ejes: 2.829 mm

Maletero: 650 kilos