Al momento

Prueba: Kia Morning (1.2 EX GT-Line MT5)

En lo que respecta a equipamiento el nivel GT-Line representa el escalón más alto al interior de la casa surcoreana Kia Motors. Este apellido fue presentado hace tres años en el Sportage, momento en el que se pensaba que esta sigla sólo estaría presente en los ejemplares aspiracionales de la marca.

morning-15

Pero al debutar la tercera generación del citycar Morning de inmediato se anunció la variante GT-Line, la que al momento de introducirse al mercado mundial impuso un nuevo estándar dentro de su segmento. Y en nuestro país la historia no fue distinta, porque en cuestión de meses el flamante Kia Morning GT-Line aventajó a sus rivales, superando incluso a algunos exponentes del segmento B.

Diseño exterior

Partiendo por lo básico podemos decir que esta tercera generación del Morning es más grande, ya que se presenta con una distancia entre ejes de 2.400 mm, es decir 15 mm más que la edición saliente. El resto de las cotas son 3.595 mm de largo, 1.595 mm de ancho y 1.490 mm de alto, carrocería que a simple vista se muestra mucho más espaciosa.

morning-2

El mentado nivel GT-Line ofrece soluciones que fomentan la deportividad y belleza del diseño exterior. En el frontal destacan los neblineros empotrados en el parachoques, junto a un par de tomas de aire rematadas con una rejilla tipo branquias; también luce la grilla central, y el vistoso aspecto de los faros con tecnología LED.

Unos listones cromados se encargan de ornamentar la parte baja de los flancos, detalle que también está presente en el marco interior de las puertas. Las manillas metálicas concuerdan a la perfección, y en la vista lateral se lucen esas atractivas llantas de 15”.

morning-4

La zaga es sencilla, lo que por supuesto no es una crítica, sector de la carrocería que muestra una doble salida de escape y una gruesa visera en lo alto de la luneta. La amplitud del cristal trasero permite un amplio dominio visual del entorno, lo que es muy útil al momento de maniobrar en espacios reducidos.

Diseño interior

La cabina destila jovialidad, merced a los asientos forrados con cuero ecológico de dos tonalidades, y por el positivo efecto que tiene esa pantalla táctil de 7” que está inserta en lo alto de la consola central; sólo con verla nos queda claro que en este Morning la conectividad es prioritaria.

morning-6

En el paquete de equipamiento GT-Line se ofrecen pedales de aluminio, un completo sistema de infotenimiento compatible con Apple Carplay y Android Auto, cámara de retroceso y sunroof delantero, pero no se consideraron sistemas adicionales de seguridad, como airbags laterales o control de estabilidad. En este sentido nos parece pobre la propuesta del nivel GT-Line.

La volumetría es respetable, más de lo que esperábamos hallar en un citycar. En el puesto de manejo todo está en el lugar correcto, siendo lo único criticable que la pantalla touch pierde nitidez cuando recibe luz solar de manera directa; tampoco nos gustaron esos enormes pulsadores ubicados en los apoyos del volante, porque en ocasiones los apretamos sin querer hacerlo.

morning-13

El compartimiento de carga es pequeño, lo que no nos causa sorpresa. No obstante admite 255 litros, nada mal considerando que en uno de sus principales oponentes, el Chevrolet Spark GT, se ofrecen 170 litros de capacidad.

Comportamiento   

Está claro que el Morning es un citadino de tomo y lomo. Pero no por eso en la carretera se muestra lento o ineficiente, y es que muy por el contrario sus reacciones van más allá de lo que podemos pedirle a un motor de 1.2 litro, del que emanan 83 CV y 118 Nm de torque. Con el citado bloque este Kia no sólo alcanza un performance respetable, sino que además hace rendir al máximo cada litro de gasolina; se anuncia un promedio de 18,6 km/l.

morning-16

La transmisión mecánica de cinco marchas funciona muy bien, ofreciendo los desarrollos adecuados y una operación sin tropiezos. Los cambios engranan al primer intento, a lo que se suma un pedal de embrague que no exige mayores esfuerzos.

La dirección es precisa pero su tacto es fofo. Sucede que está demasiado asistida, yerro que es atribuible al sistema eléctrico que le sirve de apoyo. Lo bueno es que la capacidad de maniobra no se ve perjudicada, ni siquiera cuando volanteamos para eludir un obstáculo o cambiar de trayectoria por simple diversión. Es una dirección fácil de maniobrar y que nos transmite mucha confianza.

morning-12

La suspensión es suave, aunque al tren delantero le hacen faltan algunos centímetros extras de recorrido lineal. El eje trasero es otro tema, porque además de tener una mayor tolerancia a los baches, notamos que su puesta a punto es tan perfecta que se le puede empujar hasta el límite en las curvas sin que salgan a flote sus debilidades. Los frenos también se ganaron la máxima puntuación, con un desempeño brillante pese a los rigores que debieron soportar durante esta prueba de manejo.

FICHA TÉCNICA

Precio: $9.490.000

Motor: 1.2L 83 CV / 118 Nm

Transmisión: Mecánica / 5 vel.

Tracción: Delantera

0-100 km/h: 13,7 seg.

Vel. Máxima: 160 km/h

Rend. Mixto: 18,6 km/l

Largo: 3.595 mm

Ancho: 1.595 mm

Alto: 1.490 mm

Entre ejes: 2.400 mm

Maletero: 255 lts.