Al momento

Frente a Frente: Chevrolet Onix vs Suzuki Baleno

Dentro de la tipología hatchback hay mucho para elegir, más aún cuando la búsqueda se concentra en el segmento B. La cantidad de actores es abundante, abanico en el que se cuentan nombres de gran trayectoria, con ejemplares bien equipados y con diseños aptos para un amplio rango de edades; en palabras simples, es uno de los grupos más competitivos del mercado chileno.

Y hablando de nombres respetables, tanto Chevrolet como Suzuki tienen mucho que decir al respecto. El fabricante del corbatín dorado es el líder de la escena local, mientras que Suzuki es un rival que cada cierto tiempo brinca a las primeras ubicaciones en el ranking de ventas.

Pero los productos a comparar no están en igualdad de condiciones, no al menos en lo que a reputación se refiere. Onix es un nombre casi desconocido, que recién el último trimestre del año pasado se sumó al mercado. Baleno en cambio es un nombre tradicional y que goza de un alto nivel de recordación; incluso ostenta el título “Auto de Valor del Año”, reconocimiento que le fue otorgado por la prensa especializada.

onix-2

Estamos frente a dos hatchback bien configurados, espaciosos, con recursos técnicos apropiados para las exigencias cotidianas y con un atractivo diseño exterior. El Onix llega desde Brasil y el Baleno desde India, origen este último aún considerado exótico por parte de los connacionales; pero en honor a la verdad ninguna de estas nacionalidades se puede utilizar como argumento para preferir a uno por sobre el otro.

En el asunto de los datos duros, es decir dimensiones, capacidad de carga y antecedentes mecánicos, el Onix se presenta con una longitud de 3.933 mm y con una distancia entre ejes de 2.528 mm. El Suzuki en cambio muestra cierta superioridad en este apartado, con 3.995 mm de largo y una entrevía de 2.520 mm; en el Baleno la menor distancia entre ejes genera unos voladizos largos, que afectan su estética. En el maletero del Onix caben 280 litros, capacidad que en el Baleno asciende hasta los 355 litros.

suzuki-baleno-2

En lo técnico el exponente de Chevrolet sube al ring con un motor gasolinero de 1.389 cc, que produce una potencia máxima de 97 CV a 5.800 rpm y un torque de 126 Nm a 2.800 vueltas. La única transmisión disponible es mecánica de cinco velocidades.

El Suzuki Baleno le asesta un duro golpe al Onix, al ofrecer, además de una caja mecánica de cinco velocidades, una segunda opción automática de cuatro marchas; hay compradores que prefieren este tipo de transmisión, mucho más amigable en los desplazamientos urbanos. El motor es un gasolinero 1,4 litro, que eroga 91 CV a 6.000 rpm y un torque de 130 Nm desde las 4.000 rpm.

La gama Onix considera dos versiones, LT y LTZ, en cambio la familia Baleno está compuesta de cuatro integrantes (GLS, GLX, GLS AT y GLX AT). En el asunto monetario el Chevrolet Onix llega con un precio inicial de $7.990.000, y por la versión de entrada del Suzuki Baleno se deben pagar $7.790.000.

La pantalla táctil de 7” está disponible en las dos versiones del Onix, dispositivo que en el Baleno comienza a ofrecerse desde la segunda opción ($8.990.000). En Baleno los neumáticos de 16 pulgadas forman parte del equipamiento de norma, mientras que en el Onix sólo se ofrecen llantas aro 15. En ambos ejemplares está considerado un completo sistema de infotenimiento, con Bluetooth, entradas USB y mandos remotos en el volante.

No es fácil elegir entre estos dos productos, por la sencilla razón de que ambos fabricantes ofrecen una intachable garantía de marca, junto con una amplia red de concesionarios a lo largo del país. Está claro que, en lo subjetivo, el diseño exterior del Onix luce más moderno que el del Baleno, y en lo que respecta a presentación del habitáculo la opción de Chevrolet se impone en lo estético a la de Suzuki; aunque en ambos productos los materiales y las terminaciones no se destacan por su alta calidad.