Al momento

Citroën C-Elysée, mil kilómetros sin escalas y con un sólo estanque

La firma francesa Citroën prefirió los hechos a las palabras. Es por eso que decidió presentar la actualización del sedán C-Elysée de un modo muy especial: con una ruta de manejo –sin repostaje- desde su casa matriz en Santiago hasta el sector donde se ubica la Mina San José (Copiapó). Se trataba de una ruta de 1.000 kilómetros de extensión, la que se debía cubrir con un estanque de combustible, es decir con 50 litros, a bordo de la versión equipada con el motor 1,6 litro BlueHDi de 92 CV; pero ya hablaremos de esa experiencia.

El C-Elysée es uno de los productos estrella de la marca, con 8.000 unidades vendidas desde su arribo a Chile, cifra que sube hasta las 400.000 colocaciones cuando nos referimos al mercado global; este sedán fue además tricampeón de la serie FIA WTCC. Volviendo a Chile, las ventas de C-Elysée corresponden en un 50% a uso comercial (taxis, Uber, etc), y el resto a uso particular.

Base de donnée : Astuce Productions

En materia de diseño este Citroën se presenta con un remozado frontal, en el que unas llamativas luces de ledes y una delgada mascarilla que se funde con la grilla central para formar el logotipo del fabricante, se transforman en sus rasgos más característicos. En la zaga también hay cambios, siendo el más notorio de ellos el nuevo formato 3D de las luces de posición. Las dimensiones son 4.419 mm de largo, 1.748 mm de ancho, 1.466 mm de alto, y 2.652 mm de distancia entre ejes; la capacidad del baúl sigue siendo extraordinaria, con 506 litros de cota mínima.

La cabina exhibe ajustes importantes, pero siempre conservando ese estilo sensato que la caracteriza. El polímero con el que fue moldeado el tablero es nuevo, y se trata de un inyectado denominado Sunsilver, cuyas principales características son su suavidad y brillante superficie; también se modificó el cuadro de instrumentos, display en el que el computador de a bordo adquiere mayor protagonismo.

Base de donnée : Astuce Productions

En materia de conectividad se incluye una pantalla táctil de siete pulgadas, dispositivo que permite acceder a la función Mirror Screen, compatible con Android Auto y Apple CarPlay, mediante la cual es posible utilizar mandos por voz, acceder a navegación GPS y aprovechar aplicaciones como Spotify.

En materia de versiones el nuevo C-Elysée se distingue, en cuanto a equipamiento, con los apellidos Feel y Shine, ofreciéndose en el nivel básico doble airbag frontal, frenos ABS, control de estabilidad, paquete eléctrico completo, aire acondicionado y luces diurnas, entre muchos otros accesorios.

El apéndice técnico incluye tres opciones de motorización, dos gasolineros y uno alimentado con diésel. El primer bloque tiene 1,2 litro de desplazamiento, y es capaz de erogar 82 CV a 5.750 rpm y 117 Nm de torque desde las 2.750 rpm; este impulsor fue elegido “Motor del Año” en Europa. El motor más potente considera una cilindrada de 1,6 litro, con entregas de potencia y torque de 115 CV y 150 Nm, respectivamente. En la familia BlueHDi está el bloque de 1,6 litro, con una potencia de 92 CV a 4.000 rpm y un torque de 230 Nm a 1.750 rpm.

En lo que respecta a transmisiones, el motor 1,2 litro Puretech va unido a una caja mecánica de cinco marchas, mientras que el motor de 115 CV se encuentra coligado a una caja automática (EAT6) de seis velocidades. Al impulsor BlueHDi (92 CV) lo acompaña un conjunto mecánica de cinco marchas.

Base de donnée : Astuce Productions

 

Los precios anunciados durante la presentación, que se llevó a cabo en las oficinas de Citroën Chile, poco antes de comenzar el desafío hacia Copiapó, oscilan entre los $8.790.000 y $11.390.000, valor de entrada que está por debajo de lo que ofrece su primo hermano y principal competidor, el Peugeot 301.

 

Rendimiento inagotable   

Como lo señalamos al principio de esta crónica, el Citroën C-Elysée fue presentado de un modo muy especial. Una de sus principales cualidades es la eficiencia energética del motor BlueHDi, lo que más allá de ser anunciado en una ficha técnica, pudimos comprobar al emprender un viaje desde Bellavista, en Santiago, hasta Bahía Inglesa, pasando por el camino que va hacia la Mina San José (Ruta de los 33).

La verdad es que el denominado #fuelchallenge sobrepasó los 1.000 kilómetros, porque la idea era ir descartando participantes a medida que estos quedaran sin combustible en el camino. Pero eso no sucedió, y es que luego de rodar por más de 1.070 kilómetros aún todos los integrantes de la caravana nos manteníamos en la ruta, e incluso algunos de ellos con 200 kilómetros de autonomía.

Con esta experiencia de manejo, a la que fueron convocados los principales medios especializados de nuestro país, quedó claro y demostrado que en materia de rendimiento y autonomía, el Citroën C-Elysée equipado con el motor 1,6 litro BlueHDi de 92 CV, es uno de los ejemplares más aventajados de su segmento.