Al momento

Chevrolet Bolt EV: 383 km con una carga, democratizando la nueva era de los eléctricos

Sé que puede sonar muy presuntuoso llamarle a este auto el creador de la nueva era de los eléctricos, pero creo que mis razones serán comprendidas por ustedes. Hasta antes de este vehículo, el concepto de auto eléctrico tenía una carga implícita: poca autonomía.

Los modelos que se comercializan desde los inicios de esta nueva etapa, hablan de autonomías de 150 km por carga en promedio. Esto le generaba una ansiedad a los dueños por “no llegar” con su auto o reservarse a ser el segundo vehículo de casa. Si buscábamos mayor autonomía puramente eléctrica, teníamos que pensar en Tesla con precios superiores a los 100 mil dólares, que difícilmente motivaría la masificación de los EV.

2017 Chevrolet Bolt EV development vehicles conduct testing in P

Pero entonces llega General Motors, que parece ha comprendido muy bien las etapas que la electrificación automotriz debe cumplir para ser posible. Primero, con el Volt de primera generación, el eléctrico de rango extendido, inteligentemente combinaron la movilidad eléctrica con el soporte de motores de combustión y tras muchos miles de millones de dólares invertidos en desarrollo, investigación, producción y marketing, lograron posicionar una marca que sentó las bases de su estrategia eléctrica.

2017 Chevrolet Bolt EV

En ese entonces no había tantas estaciones de recarga, los incentivos fiscales a los autos eléctricos prácticamente no existían, no había siquiera una conciencia plena por entender o preocuparse por legislar en pro de un cambio como movernos con electricidad y en diversos países de Latinoamérica los gobernantes ni entendían de qué les hablaba.

Así, GM se mantuvo paso a paso esperando a que cada vez hubieran más acuerdos, más puntos de carga públicos, mejores condiciones de red  de conectividad y, sobre todo, que el comprador, la clave de todo, entendiera los porqués de los autos eléctricos. Era cuestión de tiempo.

chevrolet_bolt_launch_12

Y hoy día y aun con el precio de la gasolina barato (en Estados Unidos, aclaro), tiene mucho sentido dar el paso más importante en la materia; un auto eléctrico con una autonomía similar a un auto de gasolina, 383 km y a una tercera parte del precio de autonomías similares. ¡Ya no tienes que cargarlo todas las noches! Es como si te imaginaras un celular que no tienes que conectarlo diario, a menos que le des un uso intenso; igual con el Bolt EV.

Me parece que es el momento correcto para que un auto eléctrico masificable, llegue al mercado (ojo con el término, no será un compacto, pero puede ser popular). No olvidemos que este es el quinto modelo con electrificación que ofrece GM después de Volt Gen1, Spark EV, Volt Gen2 y Malibu Hybrid que le han servido de laboratorio de pruebas.

chevrolet_bolt_launch_13

 

A detalle

El Bolt EV tiene un pequeño buen problema de personalidad: es en muchos sentidos un crossover pero es reconocido por la prensa americana como El Auto del Año. Si es un auto, es un hatchback, pero en términos comerciales la marca no querrá que se le catalogue como un cochecito eléctrico; si es un crossover, será mucho más atractivo para el cliente. Recuerden que las SUVs/Crossover crece como la espuma en todo el mundo. Pero es mero marketing.

Lo que me parece importante es que en un auto un poco más pequeño que un compacto (4.1m más pequeño de Trax) tengamos tan buen espacio interior. Mido 1.90 y quepo cómodamente sentado detrás de los reglajes que pusiera para conducir. Tengo también buen espacio para la cabeza y la cajuela es enorme. La marca habla de más de 1,500 litros pero es que la medida americana considera todo el volumen. Siendo honestos calculo tranquilamente más de 400 litros, algo así com tres maletas grandes; un espacio soberbio.

chevrolet_bolt_launch_06

Esto se consigue gracia a que el auto se ha diseñado a partir del paquete de baterías como el centro de la ecuación, el empleo de materiales como acero ultrarresistente, así como aluminio en puertas, cofre y cajuela, además de otros materiales muy ligeros en tapa de la cajuela o alfombras y asientos, todo para reducir su peso; hasta el último gramo menos es bienvenido.

Si bien le resta calidad percibida en algunos puntos, creo que lo perdono dado que el valor principal me convence y mucho.

chevrolet_bolt_launch_08

Densidad energética muy mejorada

El mayor problema que tienen los eléctricos es el peso añadido del paquete de baterías. La densidad energética que ofrece un litro de gasolina es hasta 100 veces superior a un kilo de baterías (12,200 Wh/kg de la gasolina vs 150 Wh/kg de las baterías de litio y cobalto, Battery University). Es decir que, para tener la misma autonomía que en auto impulsado por un motor de combustión, se requería de 100 veces más peso, pero las cosas han mejorado.

chevrolet_bolt_launch_03

Esa es la gran revolución del Bolt EV; aunque la marca no ha dado muchos detalles técnicos (a pesar de que los hemos preguntado, nos los deben), en un paquete de baterías de 430 kg, el Bolt EV consigue entrega 60 kWh y 383 km de autonomía, uno de los datos con mayor potencia en los autos eléctricos hoy en día. Compara solo con el Volt, que ofrece 18.4 kWh y 83 km de autonomía eléctrica. En números prácticos mejora aproximadamente 10% el rendimiento y eficiencia de la energía eléctrica, pero además lo hace en un paquete igual de pequeño. Es un paso enorme en la electrificación.

¿Y cómo se maneja?

Como cualquier auto de la marca. Uno de los temas que tenía los autos eléctricos era la diferenciación que debían ofrecer en su manejo. Con la limitante de ser eléctrico, de tratar de salvar el mayor peso posible y entonces que eso afectara su percepción de calidad, casi todos los que tuve que oportunidad de conducir se sentía exactamente igual, fuera BMW, Audi, VW o Nissan, salvo algunas excepciones como el i8 de BMW o el 918 Spyder de Porsche, que están en otros focos.

Este Bolt EV se percibe como un auto muy sólido, bien insonorizado (a pesar de algunos materiales plásticos mejorables en calidad y ensamble, aunque manejamos la versión de entrada), con una calidad de marcha confortable. La dirección un poco sobreasistida y los frenos tienen un feeling poco comunicativo en el inicio de la frenada; hay que presionar muy fuerte para lograr una frenada efectiva.

La conectividad, información que recibimos sobre los modos de manejo, infotenimiento y operación son fantásticas. Funciona todo muy bien. La posición es alta y, dinámicamente, con un motor tan potente (200 hp y 268 lb-pie), es el mejor eléctrico de corte no deportivo que he manejado en aceleración y conducción. No me extraña sus reconocimientos.

chevrolet_bolt_launch_18

De hecho la marca intencionalmente dejó que las ruedas patinen un poco cuando aceleramos a fondo, para mejorar la percepción de potencia, que es un auto enérgico. Y, a diferencia de otros, también cuando aceleramos en recuperaciones, es igual de efectivo y continuo. Llegamos hasta 160 km/h sin que le pesara.

También manejamos sobre las calles de San Francisco, con las enormes cuestas y pudimos probar los diferentes modos de manejo que ofrece el Bolt. Desde uno llamado Sport hasta un modo Low Regend On Demand para captar la mayor cantidad de energía posible en desaceleraciones y frenadas. GM lo denomina One Pedal Driving. También se suma la palanca detrás del volante Regend On Demand que nos permite forzar la frenada con la transmisión para generar mayor retención.

Bastará ver cuáles son las planes de la empresa para la presencia de este modelo en el resto del continente. Se ha confirmado para México pero debemos esperar a conocer la estrategia en otros países de habla hispana. Por lo pronto conocerlo y poder conducirlo nos ha puesto los ojos en un futuro electrificado cada vez más cercano.

chevrolet_bolt_launch_02