Al momento

CES 2017: BMW i Inside Future, así serán los interiores de los autos en el futuro según BMW

La marca bávara nos sorprende en el Consumer Electronics Show de Las Vegas con una escultura en lugar de con un automóvil, sin embargo, es la interpretación de las cabinas de los autos con tecnología de conducción autónoma. Cuando los humanos que nos movemos en automóviles todos los días podamos dejar de prestar atención al camino, es claro que los interiores serán también radicalmente diferentes y eso es precisamente lo que BMW presenta con este modelo.

BMW lo llama escultura, no auto concepto y dentro de esta escultura hay varias tecnologías novedosas y fascinantes. Si ya no vamos a conducir, el info-entretenimiento será todavía más importante de lo que lo es hoy. Cada pasajero cuenta con lo que BMW llama cortina de sonido en las cabeceras de los asientos, que permiten escuchar música sin la necesidad de audífonos y sin que nuestra elección pueda molestar a los pasajeros adyacentes.

bmw_i_inside_6

Los pasajeros de atrás reciben tanta atención como los delanteros, con una pantalla capaz de reproducir vídeo o cambiar la luz de la cabina con diferentes colores. La conectividad para dispositivos móviles es basta, todos los pasajeros pueden conectarse al auto para reproducir música o vídeo que se encuentre almacenado en sus aparatos inteligentes.

Los pasajeros del frente tienen acceso a la interfaz HoloActive que proyecta controles flotantes, manipulables por los pasajeros moviendo sus dedos por los lugares en donde aparentan estar dichos controles. Distintas cámaras en el habitáculo monitorean la posición de las manos y dedos y emisores ultrasónicos generan en las mismas la sensación de que se está manipulando un control que en sí es únicamente aire. Con esto, se gana espacio dentro del habitáculo, espacio que estaría ocupado por plásticos con pantallas, botones y controles físicos.

Sin duda, a pesar de que BMW lo llama ‘escultura’, es mucho más que eso. Se trata de un adelanto sobre cómo serán los autos en algunos años, con tecnología que pareciera estar sacada de un libro de ciencia ficción, pero que resulta alcanzable por la raza humana.