Al momento

A prueba: Audi Q3 S-Line, la deportividad tiene su precio

La plataforma del Golf V le sirve de base a este producto. Es un crossover compacto (4.388 mm), el que hasta hace poco era el punto de partida de la saga de modelos Q, ya que el ingreso del Q2 le arrebató ese sitial. Sólo por asuntos de tamaño difiere de sus compañeros de gama Q5 y Q7, punto que ha sido fuertemente criticado por quienes valoran los diseños variopintos; como en una muñeca Mamushka, es como si el Q3 y el Q5 habitaran dentro de un Q7.

En el mercado chileno la familia Q3 está conformada por seis versiones, en las que se puede elegir desde un motor TFSI de 1.4 litro con 150 CV, hasta un enérgico bloque TFSI de 2.5 litros capaz de erogar 340 caballos; se trata de la unidad apellidada RS. La escala de precios va desde 24 hasta 44 millones de pesos (64.900 dólares).

audi-q3-17

Esta prueba la protagoniza la opción S line, que cuenta con un bloque TFSI de 2.0 litros capacitado para producir una potencia máxima de 220 CV a 4.500 rpm y 350 Nm de torque entre 1.500 y 4.400 rpm. La tracción es integral quattro, y la transmisión de energía cinética está a cargo de una caja Stronic de siete velocidades. En materia comercial el Q3 compite con los también alemanes BMW X3 y Mercedes-Benz GLA.

Exterior poco expresivo    

Para ser honesto no me agrada cuando un diseño exterior pierde originalidad en la búsqueda de una mal entendida identidad de marca. Está bien, un coche debe tener rasgos que nos recuerden su origen, su ADN, pero no al extremo de convertirse en un clon de su padre; y lo peor de todo, en un reflejo que difiere sólo por ser de menor tamaño.

audi-q3-19

Dejando de lado el rechazo que me genera el citado asunto, puedo decir que al Q3 no le falta elegancia. Posee líneas simétricas y bien proporcionadas, como si lo hubiese diseñado un arquitecto, mientras que esa racionalidad germana le impide salirse de contexto con ideas locas o aplicaciones extravagantes; tal perece que ahí está el “pero” de este automóvil…es tan correcto, que no emociona.

Más allá de su estética es una propuesta funcional, ya que ofrece puertas de gran tamaño, techo elevado y un amplio portalón trasero (eléctrico) que permite acceder a un depósito de carga bastante holgado; se anuncia una capacidad mínima de 460 litros.

audi-q3-5

Habitáculo de alto nivel

No es una sorpresa que la cabina del Q3 ostente materiales de lujo y que sus terminaciones sean perfectas. Para este fabricante no hay puntos intermedios ni atajos en el delicado asunto de la calidad, y es por esto que sólo me bastó con revisar brevemente el ambiente interior para entender que en este habitáculo no hay espacio para yerros.

Los asientos están forrados con una mezcla de cuero liso y nobuck, ese material que se presta muy bien para cubrir el volante de los bólidos de competición; debido a su excelente grip. Lo mejor de las butacas delanteras es que ofrecen una férrea sujeción lateral, junto a un apoyo extensible de pantorrillas. No me resultó cómoda la posición de manejo elevada, y por más que bajé la butaca me seguí sintiendo alejado del piso; esto es bueno para una pickup, pero no para un crossover deportivo capaz de correr a más de 230 km/h.

audi-q3-20

El espacio abunda en todas direcciones, incluso en el sector de la banqueta que es justo donde más se advierte la irrupción de ese enorme lomo central que va en el piso. No es un bonito detalle el haber puesto mallas en lugar de bolsillos cerrados en los respaldos, porque cuando se introduce, por ejemplo, una revista, las esquinas se enredan en los puntos vanos del tejido; además todo lo que guardemos ahí queda expuesto a la vista.

Me parece una buena idea que la pantalla táctil pueda ocultarse en las profundidades del tablero; con eso evitamos tentar a los delincuentes. Pero además de eso no siempre queremos tener el monitor alzado, menos cuando enfrentamos un largo viaje por carretera, momento en el que la luz reflejada sobre él puede llegar a convertirse en una molestia.

audi-q3-1

Una dupla extraordinaria   

Algo que no le falta a esta crossover es energía mecánica. Con su motor turbo gasolinero de 2 litros (220 CV) puede acelerar de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos, cifra que permite compararlo con algunos hot-hatch, segmento para el que, naturalmente, este Audi no fue desarrollado. Lo anterior no es sorpresivo, puesto que este mismo impulsor está presente en algunas variantes del Volkswagen Golf GTi.

Las aceleraciones las percibí lineales, sin titubeos ni pérdidas de impulso por culpa de un incorrecto escalonado de la transmisión. Todo lo contrario, porque al pisar el acelerador advertí ese inconfundible empujón que se manifiesta al romper la inercia, acción que en lugar de disgustar incrementa el entusiasmo de quien está frente al volante; está claro que la inscripción S line es mucho más que un simple adorno.

La selectora de la caja Stronic luce como la manilla de una transmisión mecánica, con pomo esférico y cuello corto. Es fácil de asir, y la única falla que detecté fue que al pasar -descuidadamente- de la posición P a la D, sin querer vamos directo al modo Sport (S); claro que al cabo de cierto uso el tema queda resuelto.

audi-q3-6

La complicidad de motor y caja es absoluta, incondicional y fuera de serie. Por lo mismo es que tanto acelerar como recuperar son tareas fáciles para esta dupla, sin que importen mucho esos 1.640 kilos de peso o que deba mover cuatro ruedas al mismo tiempo; recordemos que se trata de una unidad equipada con tracción integral quattro. Y acerca de esto mismo, no podemos pedirle “peras al olmo”, porque si bien es un sistema de tracción bastante eficiente, no fue concebido para cruzar el desierto de Atacama o subir el Everest.

El Q3, equipado con motor de 2 litros y tracción total, me dejó un buen sabor de boca. Es refinado, deportivo y pragmático, con ese especial toque de precisión que sólo se encuentra en los ejemplares nacidos en Alemania. ¿Vale los 32 millones de pesos?, la verdad es que no me parece…no porque cuestione su calidad o pedigrí, sino más bien porque por ese monto ya estamos demasiado cerca del Q5, el siguiente nivel que ofrece la familia Audi. Es por esa razón que su precio me parece exagerado.

 

FICHA TÉCNICA

Precio: $31.990.000

Motor: 2.0L TFSI 220 CV / 350 Nm

Transmisión: Stronic  / 7 vel.

Tracción: Integral

0-100 km/h: 6,4 seg.

Vel. Máxima: 233 km/h

Rend. Mixto: 14,9 km/l

Largo: 4.388 mm

Ancho: 1.831 mm

Alto: 1.590 mm

Entre ejes: 2.603 mm

Maletero: 460 lts.