Al momento

Los 7 mejores deportivos de la década de los 90

Esta vez decidimos regresar 25 años en el tiempo para traer al espacio a bólidos hechos para hombres de verdad, maquinas que entregaban un desempeño alucinante para la época y ponían a prueba a las capacidades de los pilotos más aptos. Aquí prácticamente no existen las cajas automáticas y mucho menos, los asistentes al conductor electrónicos.

Sin mayor preámbulo, los dejamos con los que son, para nosotros, los siete mejores deportivos de los años 90. ¡Disfrútenlos!

SUPERD90-F1-1

McLaren F1

La producción de este increíble producto dio inicio en 1992 para terminar en 1998, durante ese tiempo McLaren Cars obtuvo los aplausos de prácticamente todos los entusiastas del mundo motor. El primer esbozo del coche corrió a cargo de Gordon Murray, aunque posteriormente fue el diseñador Peter Stevens el que le dio vida a este increíble “Mac”.

Su punto más fuerte lo encontramos en su impresionante carrocería, ya que el F1, logró en sus tiempos un coeficiente aerodinámico mucho mejor que el del Bugatti Veyron World Record Edition y el SSC Ultimate Aero, coches que se pelearon más de una vez por ser los más rápidos del mundo. No pasaban inadvertidas sus impresionantes puertas en tipo “tijera”, pero lo que realmente sorprendía eran los 627 caballos que conseguía gracias a un 6.1 V12 de origen BMW.

Como podrán imaginarse, se produjeron muy pocas unidades en las que se incluían las versiones LM, GT y GTR; esta última tiene para nosotros la mejor configuración en un súperdeportivo. Asimismo, destacamos que el F1 fue el primer coche en incorporar polímeros reforzados con fibra de carbono (CFRP) en su estructura monocasco, además de montar también materiales como el aluminio y el magnesio para puntos cruciales en el sistema de suspensiones.

El 31 de marzo de 1998 logró convertirse en el coche de producción más rápido en el mundo, al archivar 372 km/h con limitador de revoluciones y 390 km/h con todo tipo de gobernador desactivado. El impresionante P1 de nuestros tiempos, se instala como el sucesor de este mítico producto de Woking.

SUPERD90-F401

Ferrari F40

El legendario F40 fue uno de los Ferrari más admirados en el mundo, su producción inició en 1987 y terminó 1996 y, en total se fabricaron 1,311 unidades incluyendo a las variantes especificas para circuito (F40LM Competizione).

Este Ferrari llegó al mercado a suplantar al no menos impresionante 288 GTO y se nombró así gracias a que cuando salió de líneas de producción se conmemoraba el 40 aniversario de la marca de Maranello. Asimismo, este bólido fue único debido a que en esos tiempos portaba un motor turbocargado, insólito en la historia de la marca. Además, al igual que el Testarossa fue diseñado en el prestigioso Centro de Estilo Pininfarina. El exterior estaba dotado de paneles de kevlar, fibra de carbono y componentes de aluminio.

Bajo su impresionante “tapa de motor”, se escondía un impuslor 3.0 V8 biturbo de 478 HP que lo catapultaba hasta los 324 km/h. Siguiendo las bases de los modelos más potentes de la casa italiana, el F40 tardaba 12 segundos en llegar a los 200 km/h y tardaba 21 segundos en hacer un kilómetro desde parado.

SUPERD90-DIABLO

Lamborghini Diablo

Primero Miura, después Countach y finalmente el monstruoso Diablo, mismo que tiene el honor de ser el primer “toro” en superar los 320 km/h. Estuvo en circulación desde 1990 hasta 2001 y en ese tiempo siempre se vendió con motor V12 en variantes 5.7 y 6.0 litros. En el bloque 5.7 se ofrecían potencias entre 499 y 540 caballos, mientas que en los propulsores 6,000 centímetros cúbicos, la potencia rozaba los 600 equinos.

El Diablo se ofertó en muchas versiones, y según sabemos, se comercializaron alrededor de 2,900 unidades. Las variantes eran Coupé, Roadster y SuperVeloce. Los circuitos también pudieron disfrutar de un Diablo cien por ciento para pista, se trató de una variante de 598 caballos que poseía una configuración completamente radical y se denominaba GTR.

Finalmente, después de una década de circulación, el Diablo fue sustituido por el impresionante Murcielago y sus más de 600 caballos.

SUPERD90-XJ2201

Jaguar XJ220

El XJ220 se caracterizaba por montar un diseño brutal, aerodinámico y futurista, esto más su gran potencia, fue lo que sedujo al mercado de los superdeportivos en ese tiempo.

Inicialmente, el proyecto contemplaba la posibilidad de incorporar un motor central V12 de más de 500 caballos, capaz de pelear con los reinantes de la época como el Ferrari F40, el Lamborghini Diablo o el Porsche 959. Sin embargo, cuando Ford compra Jaguar en 1988 los planes del propulsor de 12 pistones se viene abajo. De igual forma, se logró producir con un 3.5 V6 biturbo de 550 HP.

En su tiempo en el mercado fue el más capaz entre sus competidores, de hecho tenía el record de velocidad punta con 343 km/h, aunque tiempo después llegó McLaren a arrebatar ese título. Asimismo, el XJ220 tenía una aceleración de 0 a 100 km/h en cuatro segundos.

Lamentablemente, solo estuvo en movimiento dos años (1992 a 1994) y se fabricaron 275 unidades, factor que no cumplió los planes iniciales de la firma inglesa.

SUPERD90-ESPIRIT1

Lotus Espirit V8

La quinta generación del Espirit se lanzó en 1993 y logró seguir vendiéndose hasta 2004, durante ese lapso de tiempo se ofreció con tres impuslores: un 2.0 litros de cuatro cilindros, un L4 2.2 litros y un muy capaz 3.5 V8 turbocargado con arriba de 500 caballos. Este motriz montaba dos turbos T25 firmados por Garrett, pero dado que la potencia daba problemas a la caja de cambios proveniente de Renault, Lotus decidió bajar la potencia de 500 a 355 HP.

Pese a que no poseía la potencia de coches como los que están arriba, el Espirit V8 atesoraba una gran relación peso/potencia. La británica presumía de grandes prestaciones, con una aceleración 0 a 100 km/h en 4.5 segundos y una velocidad tope de 282 km/h.

Fiel a la tradición de la marca Lotus, el Espirit se vio beneficiado con la ligereza que siempre ha distinguido a su casa.

SUPERD90-RX7-1

Mazda RX-7

El Mazda RX-7 es probablemente el bólido japonés más significativo, esto porque en sus buenos tiempos montaba el motor rotativo Wankel de la japonesa; que por cierto está por regresar a producción.

El Savanna RX-7 como se conocía en otros mercados, fue el acérrimo rival del Toyota Supra, Honda NSX y Nissan Skyline; en total se produjeron 811,634 mil unidades y como ya sabrán fue, y sigue siendo, usado por los tuners japoneses para tornarlo una maquina de hasta 1,000 caballos.

Este ejemplar de Mazda es el antecesor del RX-8, vehículo que también llegó a usar el motor rotativo 1.3 biturbo con niveles de potencia de 255 y 280 equinos. El propulsor se podía combinar con una caja de cambio automática de cuatro marchas o una manual de cinco.
SUPERD90-R33-1

Nissan Skyline GT-R R33

El principio de la década de los 90 es considerada como la época dorada para los deportivos japoneses. Además del ya citado Mazda RX-7, existió otro “cohete” nipón denominado Skyline GT-R R33, el cual estaba dotado de un motor 2.6 seis cilindros en línea, intercooler de gran tamaño, dos turbos cerámicos y 284 caballos.

En su chasis despuntó la dirección en las cuatro ruedas, el sistema de tracción integral, que repartía el torque equitativamente cuando se le pedía, pero podía mandar el mayor porcentaje de la potencia al eje posterior. Como ya lo mencionamos en el Mazda, los preparadores particulares comenzaron a exprimir la configuración del coche para lograr potencia inimaginables para esos tiempos.

Después de un tiempo, Nissan logró mejorar al R33 y simultáneamente consiguió un gran record en el Infierno Verde, de hecho se convirtió en el coche japonés más rápido en cruzar los más de 20 kilómetros de pista. La siguiente edición del famoso “Godzilla” llegó en 1999 con la carrocería R34.